Bonita historia del Flake…

4

Cuándo y dónde fue producido el primer tabaco tipo Flake está poco claro pero lo que es sabido, a ciencia cierta, es que este tabaco prensado fue inventado para solucionar un problema importante en ese entonces, en algún país con gran tradición marinera. Si miramos atrás, en torno a unos 300-400 años, descubriremos que fumar en pipa era la forma más común de disfrutar del tabaco y los marineros eran sus mayores defensores.

Entre marineros, sobre todo, el fumar en pipa era muy común pero había problemas en lo tocante a conservar el tabaco. Si nos remontamos al principio de la historia del tabaco, la manera a modo de ‘chorizo’, que era cortando en rodajas, -spun- y la manera en hebras sueltas -loose- eran las dos presentaciones en las que comúnmente encontramos el tabaco para pipa, y cuyas fotos os aclarará:

Spoon
Spun
loose
loose

Pero en el mar y durante largos viajes, al abrir nuestro paquete de tabaco de seguro nos encontraríamos con que estaba seco y su sabor totalmente deteriorado. Muchos marineros intentaron humedecer el tabaco con agua para prevenir este problema, mientras que otros intentaron embalar el tabaco en un trozo de lona y sellarlo con alquitrán líquido para conservar la humedad. Ninguna de estas rudimentarias formas de envasado, ayudaba a conservar la humedad. Además notaban que cuando fumaban el tabaco así conservado, éste tenía un sabor muy fuerte a alquitrán.

Desde luego fumar un tabaco en esas condiciones, debió ser una experiencia absolutamente desagradable y no pudo haber dado, en ningún caso, la experiencia agradable que una buena pipa ha de proporcionar.

Otros experimentaron con una fórmula que consistía en hervir agua a la que añadían azúcar y el producto resultante era vertido sobre el tabaco. Este método dio a los marineros, que lo probaron, un tabaco que conservaba mejor su humedad durante periodos más largos, al tiempo que su sabor era agradable. Esta ‘melaza’ hacia que el tabaco fuera “graso” y actuaba como cola cuando presionaban el tabaco con las manos, formándose una especie de bloque, de esta forma se reducía la superficie de tabaco que quedaba expuesta y se conseguía retrasar la deshidratación. Al mismo tiempo, el tabaco envasado de esta manera ocupaba menos espacio, lo que era una gran ventaja a la hora de cargar una nave. Así la mezcla de agua y azúcar, ayudó a mantener el tabaco húmedo por un período de tiempo más largo.

La experiencia conseguida de esta manera fue recogida por los fabricantes de tabaco. Después de numerosas tentativas fallidas, los primeros bloques del tabaco prensado estaban listos para el mercado. No se sabe qué fábrica o país podría atribuirse el mérito de la “invención” del tabaco tipo flake, pero los marineros podían ahora comprar tabaco listo y prensado. Prensado de una forma que difícilmente, podría haberse logrado simplemente con la presión de una mano. Los marineros, finalmente tenían un tabaco que se secaba mucho más lentamente.

Los diferentes ‘inventos’ que se habían intentado durante mucho tiempo para solucionar un problema que les irritaba, habían culminado en la aparición de un nuevo tipo de tabaco. El tabaco tipo flake.

Los marineros, de todas partes, comenzaron rápidamente a utilizar este nuevo tipo de tabaco prensado y muy pronto, se fueron refinando nuevos métodos para llenar la pipa con este tabaco. De hecho, el método aceptado hoy día como correcto es realmente muy simple, una vez que nos hemos familiarizado con su carga y encendido.

Cuando las naves estaban en el mar los marineros tenían que seguir las reglas del capitán sobre cómo fumar a bordo, lo que significó que fumar era permitido solamente en cierta parte de la nave y solamente con el permiso del capitán (hoy día esto puede parecernos extraño, pero en esos días las reglas fueron introducidas para prevenir incendios no deseados en naves de madera).

Cuando concedían a un marinero permiso para fumar, cogía rápidamente su pipa y tabaco, y marchaba a la popa del barco y donde comenzaba el ritual. El bloque del tabaco era puesto en el tablero de corte y con su cuchillo o navaja, cortaba rebanadas o láminas de tabaco, tan fino como le fuera posible. Los marineros llamaron a esta especie de rebanada, “escama” (hoy todos estamos familiarizados con el término “Navy Cut” -corte marinero-).

Una vez que el número apropiado de “escamas” hubiera sido cortado, el flake era doblado hacia abajo, presionando en el centro de la lámina y doblándolo en forma U, teniendo gran cuidado de no aflojar el tabaco. Ahora la pipa se podía llenar del tabaco.

Naturalmente, era importante que el marinero gozara de una buena pipa de tabaco, pero igualmente importante era la camaradería con sus colegas. Cuando el capitán daba permiso para fumar, los marineros que conseguían dicha autorización llegaban de todas partes de la nave y el ritual de cortar el tabaco y de llenar la pipa se convirtió en algo más que una experiencia particular del pipa-fumador autorizado, era un acontecimiento social. Mientras que gozaban del tabaco, eran discutidos los asuntos importantes y las noticias y chismorroteos eran compartidos por la tripulación. Las noticias pasaban de boca en boca, a todo el barco, tras una fumada. Pues al terminar el tiempo de fumar, cada uno volvía a su puesto en las diferentes zonas de la nave. No cabe duda de que los oficiales, utilizaron esta pausa para fumar la pipa como forma para saber qué se ‘cocia’ entre los integrantes de la tripulación de su nave.Sin embargo, el fumar en pipa también tuvo otra función muy importante. Imagínese el estar a bordo de un barco navegando en medio de una gran tormenta.

Durante días el viento ha estado azotando las velas e inmensas olas han barrido la cubierta. Toda la tripulación ha estado luchando por sus vidas contra las fuerzas de la naturaleza.

La tensión acumulada por cada hombre tiene que ser eliminada a partir de cierto momento y es aquí donde interviene el fumar una pipa. Cuando la tormenta finalmente se aleja y el capitán da otra vez permiso para fumar, no es el hecho de fumar lo más importante.

Llenando la pipa, encendiéndolo, exhalando lentamente el humo… la satisfacción y el disfrute de una pipa correctamente cargada son parte de los placeres de fumar en pipa. Otro aspecto importante de fumar esta pipa era el efecto psicológico. Los marineros estarían reunidos, cada uno con su pipa, y charlando entre sí. Muchos tendrían la oportunidad de expresar sus pensamientos, hablar de la peligrosa situación que habían vivido y dejarían escapar la tensión acumulada, lentamente con cada pitada de su pipa.

Con un simple esfuerzo de nuestra imaginación, podríamos decir que la lata de tabaco de pipa, en algunos casos puede ser considerada como “botiquín de primeros auxilios psicológicos”, o por lo menos un medio para conseguir recuperar el equilibrio psicológico.

Muchos habrán utilizado este instante de camaradería para hablar y exteriorizar sus dolencias y preocupaciones, y los otros se habrán reunido en torno a los primeros y habrán intentado ayudar en cuanto han podido.

En cualquier caso, muchos asuntos fueron hablados, reflexionados e incluso solucionados, sin duda alguna, de esta manera, y simplemente el poder hablar de problemas y de dolores con otros debió haber sido una gran ayuda. En otras ocasiones la atmósfera habría sido relajada y agradable, y entonces las bromas, las historias y anécdotas, probablemente contadas por los pipa-fumadores y la agradable diversión han sido la mejor terapia para la tripulación durante estas largas estancias en la mar. ¿Quién no ha experimentado la alegre atmósfera que se crea con frecuencia, cuando los fumadores disfrutan juntos de su pipa y tabacos?.

Al fin y al cabo hasta el momento presente, una pipa es una buena manera, para mucha gente, de aliviar la tensión que se acumula durante el día. Llenar una pipa, encenderla, y recostarse en un sillón cómodo, en paz y tranquilidad es una manera excelente de reorganizar nuestros pensamientos otra vez… y una pipa de tabaco flake es el toque final para terminar el día de una forma redonda.

 

Fuente:
http://cpu2001.50webs.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s